Bañarse en aguas cristalinas y heladas, la naciente del río Tioyacu