Degustando una muestra del Festival de Fuegos y Brasas en el Hotel JW Marriott