Empresarios brasileños consideran Perú una referencia mundial en turismo comunitario y de Selva