Encuentro cercano con los gigantes marinos, la ballena franca austral 

Llegamos a Puerto Madryn con mucha ilusión para avistar ballenas Franca Austral. Vienen desde la Antártida en Junio y se quedan hasta Diciembre en los golfos que rodean a la Península Valdés.

“A la naturaleza hay que sentirla, quien solo ve y abstrae puede pasar una vida analizando plantas y animales, creyendo descubrir una naturaleza, que sin embargo le será eternamente ajena.” Humboldt en carta a Goëthe 1810.

Se le llama avistamiento de ballenas, pero para mí fue un encuentro. Porque no solo las vi, sino también sentí una gran emoción de que me permitieran compartir un momento con ellas. Y algunas se acercaron a la embarcación o al muelle. Tal vez están acostumbradas a la presencia humana.

En el muelle

Siempre pensé que observar animales silvestres es difícil, y por ser ellos los mamíferos más grandes de la tierra requiere navegar en alta mar y buenas condiciones climáticas. Pero desde el primer día Madryn cambió completamente mis expectativas. Caminando por la playa y el muelle vimos varias ballenas y algunas se acercaron a pocos metros del muelle. No podía creer que fuera tan fácil avistarlas. Era la primera vez que pude ver a estos gigantes marinos y la emoción es indescriptible. Más aún porque nadan tranquilamente frente a la ciudad, mostrándome que la vida silvestre puede convivir con la presencia humana.

En el Mar

Para la navegación fuimos a Puerto Pirámides, a 100 km de Madryn. El día estaba nublado, ventoso y mis manos se congelaban. El movimiento inicial del bote confundía a mi pobre estómago y el mareo amenazaba con pasarme factura, como siempre. Pero aproximadamente a los 15 minutos habían ¡ballenas a la vista! La emoción de ver tantas y tan cerca reemplazó cualquier frío o mareo. Una paso literalmente al costado de nosotros. Pienso que si quisiera podría tumbarnos, pero no. Parece que los botes no las molesta porque no se alejan, incluso algunas se acercan. Tampoco está permitido que las embarcaciones las persigan. Es la época de apareamiento y vimos un par de machos tras una hembra. También son meses de nacimientos. Tuvimos la suerte de ver a una ballena con su cría pasando por ambos lados del bote. Fue la despedida perfecta de la navegación.

Desde la Orilla

El último día en Madryn fuimos a la reserva El Doradillo, a la playa La Cantera. Llegamos 40 minutos antes de la marea alta y el mar estaba lleno de ballenas. De pronto una madre con su ballenato nadó tan cerca de la orilla, que podía ver las tonalidades de su piel. Ella iba y venía a lo largo de la costa, mostrando su enorme cola y aleta. Y no fue la única, varias se acercaron. La emoción de este encuentro es indescriptible. Me quede tres horas admirando a cada una, y podría haberme quedado toda la tarde. El día soleado y el agua transparente permitía identificarlas con facilidad cuando estaban debajo del agua. Al fondo las podíamos ver sacando medio cuerpo afuera y dando grandes saltos.

Nuevamente Puerto Madryn superó toda expectativa que teníamos de las ballenas. Personalmente sentí que el Doradillo fue el mejor encuentro, porque estuve muy cerca sin estar en su hábitat. Sentada en la orilla tuve un momento de lujo, compartiendo el día con animales silvestres, tan grandes como las ballenas.

ballenas-madryn

Tips:

Temporada de ballenas: Junio a Diciembre. Yo fui en Agosto y se podían ver muchas ballenas.

Tiempo de estadía en Madryn: me quedé 4 días, pero recomiendo 5 a 6 días para tener más días para elegir la navegación. Cuando hay viento del sur no se realizan. Preferir un día soleado porque se puede ver las ballenas bajo el agua mucho mejor.

Navegación: se realiza desde Puerto Pirámides a 100 km. de Puerto Madryn. Tiene un costo alrededor de los 900 pesos (65 dólares) y depende de la temporada. En setiembre comienzan a subir los precios porque es temporada alta. Puedes chequear los operadores autorizados

El Doradillo: se puede ir en taxi (nos costó 600 pesos ida y vuelta, aprox. 43 dólares) o en bicicleta (aprox. 20 km y el alquiler cuesta como 17 dólares). Puedes alquilar en NapraClub.com

Hospedaje: Che Patagonia Hostel. Tuvimos una acogedora atención y una vista muy buena del mar desde el balcón y la ventana de la habitación número 4. Además muy limpio y ordenado, su cocina está bien equipada para preparase un almuerzo o cena. Incluye un rico desayuno.

Cómo llegar a Madryn:

Desde Buenos Aires son aproximadamente 17 horas en bus. También hay vuelos.

Para más información contactar al Ente de Turismo de Puerto Madryn. Es una asociación público privada que tiene registrados a todos los establecimientos turísticos formales.

Indira

Blogger de viajes, apasionada de los viajes y del uso de las TICs para desarrollar un turismo sostenible. Siempre en continuo aprendizaje.

2 comentarios sobre “Encuentro cercano con los gigantes marinos, la ballena franca austral 

  • el 28 Enero 2017 a las 13:28 pm
    Permalink

    Ya quiero ir a ver a las ballenas!
    bueno tengo unos 5 meses para ahorrar para el viajesito
    que bonito post!

    Respuesta
    • el 7 Febrero 2017 a las 11:15 am
      Permalink

      Gracias José por tu comentario.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *