Qué visitar en un día en Ollantaytambo, sin boleto turístico


En Junio visité Cusco por solo 3 días y dediqué un día entero a Ollantaytambo. A mi me gusta viajar lento y sinceramente nunca he realizado el tour del Valle Sagrado en un día, el clásico que ofrecen las agencias de viaje porque me parece demasiado recargado. Pero creo que es buena opción para quienes tienen poco tiempo y prefieren visitar más lugares sacrificando el tiempo que dedican a cada uno. Personalmente prefiero optar por más tiempo en menos atractivos.

ollantaytambo
Gracias Escarlet por tu compañía, fue un lindo día.

Así que mi último día en Cusco lo dediqué a visitar el pueblo de Ollantaytambo con mi amiga Escarlet del Callejón de Huaylas. Volví después de muchos pero muchos años y no recordaba lo hermoso que era. Sus calles empedradas y angostas, casas construidas a base de piedra, todo muy limpio.

Lo primero que hicimos fue preguntar en la oficina de información turística de la municipalidad que atractivos se pueden visitar sin necesidad del boleto turístico y me llevé la grata sorpresa de que todavía hay varios lugares de ingreso libre. Una pena que solo tenían un mapa con las rutas y había que tomarle foto (lo positivo es menos uso de papel). El mapa indica hasta 7 lugares sin boleto turístico en Ollantaytambo y varias rutas de trekking.  Nosotras hicimos lo siguiente:

1. Subida a Pinkuylluna

Pinkuylluna es el cerro ubicado al este del pueblo y en sus laderas hay restos arqueológicos. Es una subida corta pero bien empinada. A la entrada hay un letrero que creo más asusta que previene:

ollantaytambo
ojo ¡de Alto Riesgo! sinceramente no creo que sea para tanto

Si bien es cierto que el camino tiene tramos angostos y empinado tampoco creo que se pueda decir de alto riego. Hay que caminar con cuidado y felizmente hay partes que tienen barandas que son de gran ayuda. El camino está bien marcado y se bifurca en dos, las cuales llevan a distintas partes del sitio arqueológico. En total me demoré 30 minutos, parando para tomar fotos por una subida de medio kilómetro, con un desnivel de 200 metros. Llegué hasta los 3010 msnm.

ollantaytambo
subiendo se tiene buena vista del sitio arqueológico principal de Ollantaytambo

Por la poca información que he podido encontrar en internet, Pinkuylluna fueron almacenes de comestibles. Están ubicados en plena ladera del cerro y definitivamente cuando recorrí el interior de estas edificaciones se siente un cambio en la temperatura. En toda la subida el sol caía directamente sobre mí, moría de calor pero dentro de los almacenes es fresco.

pinkuylluna
Uno de los varios almacenes de Pinkuylluna
pinkuylluna
dentro de los almacenes, aquí estaba más fresco

Desde Pinkuylluna se puede apreciar mucho mejor el pueblo de Ollantaytambo:

pinkuylluna
como siempre los incas construían en lugares que nos parecen inaccesibles, en las laderas más empinadas.

2. Caminar por Ollantaytambo y tomar chicha

Decidimos caminar por todo el pueblo. Aquí parece que el tiempo se ha detenido, pues todavía conserva el estilo inca de calles angostas con canales de agua y muros de piedra. Se siente tranquilidad total. A pesar que recibe muchos visitantes parece que pocos la recorren completamente porque pasamos por varias calles poco transitadas. Ollantaytambo fue lugar de resistencia inca,  Manco Inca ganó aquí a los españoles pero finalmente tuvo que dejarla para refugiarse en Vilcabamba. Si les gusta la historia lean el post de La Brújula del Azar sobre el tema.

ollantaytambo
me encantaron las calles con acequia

ollantaytambo

La señal roja nos llevó hasta la rica chicha de la seño Adriana. Pedimos un vasito de a sol y no sabíamos que nos iba a dar tremendo vaso de casi un litro. Linda la señito, nos dejó entrar a su cocina y hasta nos invitó una ensalada de cebolla, rocoto, queso y tomate con papitas traidas de altura. “Así se acompaña la chicha”, nos dijo.

ollantaytambo
Con la seño Adriana y su rica chicha

 

ollantaytambo
el vasito de a sol
ollantaytambo
así se toma la chicha, con sarsa de cebolla bien picante y papitas de altura

Bueno la chicha estuvo deliciosa, pero eso sí, terminamos con bastante sueño que dormimos en plena banca de la plaza de armas. Es necesario comer bien antes de tomar el vasito de a sol.

El puesto de la señora Adriana queda en calle 6, entre Lares Calle y Horno Calle.

¿Cómo llegar a Ollantaytambo?

Desde Cusco nos demoramos una hora y media hasta Ollantaytambo, fuimos con los colectivos que salen de la avenida Grau con la calle Pavitos. El costo fue 10 soles. Aquí también salen colectivos a Urubamba, todos van por la vía de Chinchero.

 

Realmente Cusco y el Valle Sagrado tienen tantos lugares por visitar que siempre que vuelvo puedo visitar algo nuevo. Ollantaytambo me mostró que siendo un lugar tan turístico puede continuar conservando su tranquilidad, su arquitectura tradicional, con gente acogedora. Definitivamente si tengo que quedarme una noche en Valle Sagrado me quedaría aquí. Será para un próximo viaje.”


Indira

Blogger de viajes, apasionada de los viajes y del uso de las TICs para desarrollar un turismo sostenible. Siempre en continuo aprendizaje.

2 comentarios sobre “Qué visitar en un día en Ollantaytambo, sin boleto turístico

  • el 10 noviembre 2017 a las 20:46 pm
    Permalink

    —-Los mejores concejos que he visto sobre Ollantaytambo, trabajos como este van a diversificar la oferta y así llegarán mas turistas ara que todos nos beneficiemos.

    Felicitaciones.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *